Accesibilidad

Todos los autobuses tienen elevadores para sillas de ruedas o rampas de acceso para personas con discapacidades. Además, se puede descender el autobús para disminuir la altura del primer escalón. Solicite al operador que descienda la altura del autobús para facilitarle el ascenso o descenso.

La mayoría de los dispositivos de movilidad (sillas de ruedas, scooters de 3 ruedas y andadores) pueden acomodarse en los autobuses. Cada autobús tiene un sistema para asegurar las sillas de ruedas. La política de seguridad de CTtransit exige sujeción en 4 puntos para todos los dispositivos de movilidad. Uso del cinturón de seguridad de dos puntos para máxima seguridad del cliente.

Solicite al operador que despliegue la unidad de acceso móvil si desea usar el elevador o la rampa para abordar al autobús.

Las personas de la tercera edad (más de 65 años) y las personas con una discapacidad que cumpla los requisitos pueden viajar con pasajes con descuento en cualquier horario en CTtransit y en todos los demás sistemas de autobuses que operan bajo contrato con el Departamento de Transporte de Connecticut (CTDOT).

Personas de la tercera edad: Si tiene una tarjeta de Medicare, puede pagar su pasaje con descuento. Simplemente muestre su tarjeta de Medicare al operador cuando aborde el autobús. Su proveedor de transporte local tiene la obligación de aceptar la tarjeta de Medicare y cobrarle la mitad del pasaje.

Deben mostrar su tarjeta de Medicare o su identificación para pasajes con descuento de CT emitida por el estado para hacer uso del pase o boleto para personas de la tercera edad/personas discapacitadas.

Todos los trenes y estaciones son accesibles para personas discapacitadas. Cuando aborde o descienda de un tren en una silla de ruedas, hágalo de espaldas de modo que las ruedas traseras más grandes vayan primero. Esto reduce las posibilidades de que las ruedas delanteras pequeñas queden atrapadas en el espacio que queda entre el borde la plataforma y el tren. Cuando el espacio o la diferencia de altura entre el tren y la estación sean demasiado grandes, pídale al personal del tren que coloque una placa tipo puente para cubrir ese espacio.

Si viaja con CTfastrak, los inspectores de pasajes inspeccionarán las plataformas de las estaciones CTfastrak y los autobuses CTfastrak. Recuerde tener su pase o boleto a mano porque pueden pedirle que muestre su comprobante de pago más de una vez durante el viaje. Si viaja con un pasaje con descuento, deberá presentar la identificación correspondiente así como su comprobante de pago.

Puede viajar con su animal de servicio en los autobuses. No está permitido que un animal de servicio ocupe un asiento en el autobús. Los clientes con discapacidades tienen permitido traer a sus animales de servicio a todas las instalaciones de tránsito. Los animales deben ir debidamente sujetos con correa para la seguridad de todos los clientes.

Un animal de servicio es un perro guía, un perro señal u otro animal que haya sido entrenado individualmente para trabajar o realizar tareas para una persona con discapacidad; por ejemplo, para guiar a personas con discapacidad visual, alertarle a las personas con discapacidad auditiva sobre intrusos o sonidos, brindar protección mínima o realizar tareas de rescate, empujar una silla de ruedas o levantar objetos caídos. Si bien la mayoría de ellos son perros, se reconoce la posibilidad de que haya otros tipos de animales de servicio.

Asistentes de atención personal (PCA): Un PCA es una persona que ayuda al pasajero elegible con las funciones de la vida diaria y le brinda asistencia durante el viaje o en el destino. El PCA no paga pasaje.

Programa de capacitación sobre viajes

El Kennedy Center Travel Training es un programa aclamado a nivel nacional que enseña a las personas con discapacidades y a las personas de la tercera edad a utilizar de forma adecuada y segura los servicios de autobús y de ferrocarril locales, uno por uno, en todo el estado de CT. Desde 1991, el Kennedy Center ha capacitado con éxito a más de 3,000 personas con discapacidades cognitivas, sensoriales o físicas, de entre 16 y 95 años, sobre la utilización de autobuses y trenes locales, para que tengan acceso a la comunidad. La capacitación sobre viajes no tiene costo, el programa está financiado por el Departamento de Transporte de Connecticut.